Hace aproximadamente un año, Google presentó los Core Web Vitals, tres nuevos indicadores capaces de medir la calidad de la experiencia del usuario en el sitio web. En las próximas semanas, el algoritmo de Google tendrá en cuenta el rendimiento de las webs respecto a los Core Web Vitals para posicionarlas en la SERP. ¿Cómo ha planteado Google la actualización del algoritmo? ¿Qué hacer para mejorar posiciones?

La importancia de la experiencia en página y los Core Web Vitals

Para Google, los pilares de la experiencia del usuario en la página son cuatro: tiempo de carga, molestia del usuario, accesibilidad, y seguridad y privacidad. Los Core Web Vitals funcionan como una señal capaz de diferenciar las webs que ofrecen una experiencia satisfactoria de las que no y se fijan, sobre todo, en la velocidad de carga y las molestias que las webs provocan en la navegación del usuario.

Para estimar la velocidad de un sitio web, Google usa los indicadores LCP (Largest Contentful Paint), que calcula cuánto tarda en verse el elemento más importante; y el indicador FID (First Input Delay), que mide cuánto tiempo necesita el usuario para interactuar con el contenido. Respecto a la molestia del usuario, el indicador clave es el CLS (Cumulative Layout Shift), que evalúa la estabilidad visual de la web.

¿Qué efectos tendrán los Core Web Vitals en el posicionamiento en los resultados de búsqueda?

Estos indicadores formarán parte de los criterios de Google para posicionar las webs a partir de mediados de junio, aunque su despliegue se desarrollará de forma gradual hasta que se complete en agosto.

Inicialmente, los Core Web Vitals evalúan la versión mobile de las páginas web, aunque Google ha anunciado que está trabajando ya en unos indicadores adaptados a desktop. Se trata de un indicador de ranking menor que se sumará a otros que ya determinan la experiencia en página como son el grado de adaptación a navegación móvil, que la web cuente con protocolos de seguridad HTTPS y que no contenga intersticiales intrusivos para el usuario.

Google valorará la experiencia de usuario de las webs como un criterio de posicionamiento SEO

No obstante, en el ranking de indicadores de posicionamiento, los Core Web Vitals están en un plano inferior respecto a la relevancia de una web para responder a cierta consulta, es decir, si el contenido de una web es de calidad y contesta justo a lo que el usuario está buscando, posicionará mejor esa web que una que tenga los indicadores de experiencia en página óptimos pero que muestre un contenido pobre. Eso sí, lo más habitual es que haya varias webs relevantes que compitan entre sí y ahí los Core Web Vitals sí marcarán la diferencia de forma clara.

Otro apunte relevante respecto a cómo influirán los Core Web Vitals en el posicionamiento es el que hizo John Mueller. Estos indicadores funcionan como un umbral mínimo al que llegar y, a partir de ahí, rebajar milésimas de segundo no tendrá un impacto relevante en el posicionamiento. 

Herramientas para mejorar el rendimiento de la web respecto a los Core Web Vitals

La experiencia del usuario con una página web depende de un enorme número de variables, entre las que incluso se encuentran el tipo de dispositivo desde el que accede o la calidad de la conexión a internet, por ejemplo. ¿Cómo medir entonces el rendimiento respecto Core Web Vitals de una manera realista y que ofrezca un punto de partida para la optimización? Google pone a disposición de las marcas herramientas que combinan datos calculados de forma artificial, es decir, procedentes de entornos de testeo con información real recogida de la página web.

Los Core Web Vitals de Google serán un factor de posicionamiento a partir de mediados de junio

Por un lado, en Search Console, las marcas podrán acceder a un informe sobre la experiencia en página que opera con datos reales de la web. En él se puede ver cómo está funcionando de forma global y también se pueden filtrar URL para identificar aquellas páginas que mejor experiencia tienen y compararlas con otras. 

Por otro, el análisis en Page Speed Insights asigna a la web una nota que sirve de guía general para evaluar el rendimiento en cuanto a user experience. La siguiente sección del informe consta de una evaluación con datos reales de los tres Core Web Vitals y la última parte se nutre de testeos en un entorno artificial que permiten detectar los fallos más habituales y así poder corregirlos. En paralelo, la herramienta Lighthouse de Google ejecuta auditorías especializadas en la web y destaca puntos de mejora respecto a cada indicador Core Web Vital.

Además de los Core Web Vitals, Google lanzará dos actualizaciones de su algoritmo en verano

A lo largo de su historia, Google siempre ha tenido como objetivo dar la respuesta más adecuada a la consulta que haga cada usuario en el buscador. Esas respuestas pueden encontrarse directamente en la propia SERP como ocurre con las búsquedas sin clic o en el listado de sitios web. Por tanto, no es de extrañar que Google quiera garantizar que las webs cumplan unos mínimos en cuanto a experiencia de usuario para posicionarlas mejor en los resultados orgánicos. 

Por otro lado, Google acaba de confirmar una actualización del core de su algoritmo que puede producir fluctuaciones en cuanto al posicionamiento a lo largo de estos días. El próximo mes de julio llevará a cabo una segunda actualización, lo que promete un verano de cambios para el mundo del SEO.

Contacta con nosotros