De hecho, no basta con crear un feed o lista de productos en Amazon; muy a menudo, resulta necesario activar la parte de los anuncios. Por tanto, los gastos en publicidad se suman a las comisiones sobre las ventas.

Si queremos comparar cosas similares, entre Google y Amazon solemos observar que Google va por delante con respecto al CPC, pero Amazon juega con una amplia ventaja en la tasa de conversión. Por tanto, podemos obtener COS publicitarios equivalentes, incluso mejores, e incluso mucho mejores en Amazon que en el sitio web propio.

Sin embargo, si integramos las comisiones sobre las ventas, será más complicado conseguir una rentabilidad idéntica entre el marketplace líder y la compra de tráfico hacia el sitio web propio.

Por ello, hay que tener en cuenta dos factores para tomar la decisión correcta: 

1. Utilizar las plataformas según sus ventajas

En efecto, no se trata de crear anuncios para todo el catálogo de Amazon (como en el caso precisamente de Google Shopping). Algunos productos resultan más rentables en el sitio web propio, mientras que otros lo serán más en Amazon mediante el programa “Fulfillment by Amazon”. Además, la gestión del pricing puede diferir entre las plataformas en función de la competencia (“fight for Buy Box”).

Por tanto, el COS total (incluidos el marketing y las comisiones sobre ventas) puede confluir entre ambas soluciones.

2. Integrar correctamente las ventajas de la diversificación

Posicionar la totalidad o una parte de nuestra gama de productos en los marketplaces no responde únicamente a un objetivo de crecimiento. Hay que tomar en consideración otras ventajas estratégicas

  • Reducir la dependencia de un solo ecosistema donde la llegada de un nuevo competidor puede trastocarlo todo.
  • Estar a la altura de los mercados y, en particular, de Amazon, cuyo crecimiento anual es escandaloso y mucho más fuerte que el del e-commerce en general.
  • Bonificar los rendimientos de las inversiones en Google. De hecho, observamos que multiplicar los puntos de contacto mejora el rendimiento de cada herramienta.

Por todo ello, no determinemos la rentabilidad de un instrumento sin tener en cuenta la big picture y encontremos la combinación perfecta de marketing operativo para conseguir lo mejor de ambos mundos.

Ponte en contacto conmigo si quieres seguir hablando del tema.

Jerome Keloghlanian, Fundador de Ikom – Grupo Labelium

Contacta con nosotros