YouTube no solo es la plataforma de vídeos online más popular del planeta. También se ha convertido en el segundo buscador más utilizado de la red a nivel mundial por detrás, por supuesto, de Google. Datos recogidos por Mushroom Networks subrayan que YouTube registra más de 3.000 millones de búsquedas al mes, por encima de Bing, Yahoo!, Ask y AOL juntos.

La conclusión que se extrae de este hecho es sencilla: implementar una estrategia de posicionamiento orgánico en Google para un sitio web es básico; pero trabajar en la optimización SEO en YouTube de los contenidos en vídeo supone el punto diferencial para que una marca sobresalga naturalmente por encima de la competencia en el entorno online.

¿Por qué incluir YouTube dentro de una estrategia de marketing global?

Según el SEO World Rankings 2020 de Searchmetrics, YouTube es el segundo dominio con mayor visibilidad dentro de los resultados orgánicos de Google. Además, de acuerdo con este estudio, que Searchmetrics realiza cada año en 16 países (entre los que figuran Estados Unidos, Francia, España, Italia o Alemania), YouTube le está restando protagonismo a la web que ocupa el número uno: Wikipedia. Esta última ha perdido visibilidad en 10 de los 16 países en el último año, mientras que YouTube la ha ganado en 14.

Por si esto fuera poco, hay que tener en cuenta que un vídeo de YouTube bien optimizado es capaz de triunfar tanto dentro como fuera de YouTube. Por ejemplo, en las SERP de Google, donde se mostrará en widgets y formatos destacados (como los carruseles de vídeos) al margen de los snippets tradicionales. De hecho, Google tiende a privilegiar los vídeos en sus páginas de resultados cuando los internautas consultan sobre reseñas, tutoriales, rutinas de ejercicio o instrucciones para llevar a cabo una tarea. Este tipo de búsquedas, además, son las que más han crecido a escala mundial durante las etapas de confinamiento por la crisis del coronavirus, momento en el que los usuarios se han interesado por recetas de cocina, entrenamientos, formación online y, en general, todo tipo de actividades que desarrollar en casa.

Los vídeos de YouTube con rutinas de ejercicio, entre los que mejor posicionan en Google

Atrayendo al usuario: claves de optimización SEO en YouTube

Atraer tráfico orgánico en YouTube requiere atención al detalle en cada vídeo. Hay, por supuesto, ingredientes que no deben faltar, como la creatividad o el interés del mensaje. Pero también hay que prestar atención a otros factores que ayudan a contextualizar el vídeo y a que se valore como relevante por parte de los buscadores.

1. Keywords, la base de todo el trabajo

Como en cualquier otra acción de marketing, en la optimización SEO en YouTube lo primero es investigar. ¿Qué términos utilizan los usuarios para buscar contenido similar? ¿Qué palabras clave incluyen en sus vídeos los negocios de la competencia más exitosos? Descubrirlo es posible gracias a herramientas de análisis de keywords especializadas en YouTube como Ahrefs, Keyword Tool, Wordtracker, Google Trends o el propio autocompletado de YouTube. El Keyword Planner de Google Ads también da algunas pistas pero, ojo: sus patrones son los que siguen los usuarios dentro de Google, no en otras plataformas. No hay que perderlo de vista.

2. Mimar todo lo que rodea al vídeo

Una vez seleccionadas las palabras clave que constituirán la columna vertebral del trabajo SEO, estas deben incluirse en la optimización de los siguientes elementos:

  • Título. No ha de superar los 60 caracteres para no aparecer cortado en las SERP, y mejor si no rebasa los 50. La mayoría de los títulos de los vídeos que se colocan en las 20 primeras posiciones de los resultados de búsqueda se mantienen en los 47-48 caracteres, alerta un estudio de Briggsby.
  • Descripción. El mismo análisis aconseja redactar en torno a 300-350 palabras en este apartado, aspirando a una densidad de keywords del 3% como referencia.
  • Etiquetas. Delimitan la temática de los vídeos, facilitando su clasificación por parte de los motores de búsqueda.
  • Subtítulos. Es aconsejable agregar una transcripción, y no solo por razones de accesibilidad: esta ayuda a Google y a YouTube a interpretar el contenido del vídeo.
  • Miniatura. Ha de ser llamativa y con un título que invite al clic. YouTube apunta que el 90% de los vídeos que mejor funcionan en la plataforma cuentan con una thumbnail personalizada.

Optimización SEO en YouTube para promover las conversiones

Además de para conseguir visibilidad y captar clics, existen otras iniciativas de optimización SEO que sirven para mover al usuario a la acción. Por lo que respecta a la presentación de los contenidos dentro de YouTube, se consiguen buenos resultados incluyendo en la descripción enlaces a páginas relacionadas del sitio web y a otros perfiles sociales de la marca. Esto se puede reforzar agregando tarjetas (YouTube Cards) y end screens que sugieran al espectador nuevos vídeos, listas de reproducción o canales; que le animen a responder una encuesta; o que le redirijan a un contenido externo.

Fuera de YouTube, una buena práctica sería compartir el vídeo en otros espacios, como el blog de la marca, o en redes sociales, para crear sinergias entre los distintos canales. Los mensajes hacia el target deben fomentar el engagement, invitando a los usuarios a la interacción por medio de suscripciones al canal, me gusta y comentarios.

En definitiva, se trata de acrecentar tanto el número de reproducciones como el tiempo medio de visualización, métricas que, cuanto más abultadas sean, más autoridad concederán a cada contenido y al canal.

En paralelo al desarrollo de los contenidos en orgánico, YouTube presenta grandes posibilidades publicitarias para impactar en audiencias muy segmentadas y en diferentes fases del buyer’s journey. Dispone de innovadores formatos de anuncio como el TrueView for Action, que tiene como objetivo provocar una reacción por parte del usuario.

Contacta con nosotros